ENERO

Macas, Morona Santiago

Arrullado por sus ríos y cascadas, el macabeo se duerme orgulloso de su cantón, sus sueños se confunden con su día a día rodeado de la belleza  exuberante de la selva amazónica y de su pueblo emprendedor y pujante que ofrece con cariño al visitante paisajes que nunca se pueden olvidar.